miércoles, 16 de noviembre de 2011

Ya no temo tu verdad



Ya no temo tu verdad, porque se funde en el silencio del alma y agita mi sentir de soledad.

Vi en tus ojos mi suerte, temiendo de tu alma la verdad, tus ojos como espejos de mi propia experiencia, me llevaron por surcos de nobleza y me plagaron de belleza el corazón, como flores que iluminar en la noche sin luna y como el grillo que llena de sonidos el silencio de la paz.

Desde el fin del tiempo y hasta el principio de la verdad, lleno mi centro de ti y me explayo de colores de dulzura que me llegan desde el centro de ti. Mi verdad me hizo la tuya; y la tuya se posó en mí, porque ya no contamos dos, porque tu y yo ya somos uno.

Ya no temo tu verdad... porque tu verdad es la mía.

Mirando al cielo



Mirando al cielo mientras caminaba me pregunté: ¿Son mis pasos el camino?, la respuesta fue mas avasalladora que la pregunta: no hay camino ni pasos, solo hay movimiento.

Creo que nosotros no caminamos hacia algún lugar, solo nos movemos en frecuencias, tan disímiles como distantes, tan absurdas como paralelas. Si trato de seguir un camino, me comporto como un ingenuo temiendo vivir; y si trato de seguir la vibración del universo, busco el surco ya escrito que dejó un viajero; entonces siento en vez de pensar, porque la vida es sentir y no planificar, es vibrar y no imaginar, porque el que imagina su camino presupone que no existe y el que se deja llevar por las vueltas del mundo, vive desde el centro de la naturaleza humana: la fe.

La fe es lo que separa tu verdad de la mía y de la verdad, ella está al centro del hombre y la codicia del sentir aleja toda posibilidad de paz y felicidad, porque solo dejándose llevar con fe se logra la plenitud, solo dejando de buscar se encuentra, solo dejando de pedir se recibe y solo dejando de tener se plaga de abundancia el corazón.

Mirando el cielo...

lunes, 4 de julio de 2011

De pan y vino




De tu pan llené mi alma
y de tu vino sacié mi sed
mi corazón se agitó con tu vid
y mi cuerpo regocijé.

La luz de la luna llenó
mis noches de soledad
el sol iluminó mis caminos
plagados de pura verdad.

Caminé por prados silvestres
plagados de flores hermosas
y la fatiga se consumió
con tu bello vino de rosas.

De par en par se fueron
abriendo todas las puertas
rendidas ante la cordura
de tu pan que tenía mi cesta.

Si ya no tenía palabras
de tanto saciar mi hambre
de tanto saciar mi sed
con tu vino me sentí un hombre.

Comí como nunca en la vida
y me diste de beber a raudales
sintiendo mi cuerpo robusto
lleno de tantos manjares.

Quien diría que tu vino
y sus vueltas rodeando el amor
que no viviendo de traiciones
sus gotas sudarían dolor.

Dejaste la puerta abierta
de una mesa sin cerrar
y a paso lento sentí
de a poco tu vino llorar.

De pronto llegó una luz
y el vino de mi cabeza
me hizo ver al fulgores
que tu vino estaba en dos mesas.

Callaste con profundo sigilo
que mi pan y vino no te llenaban
mi cuerpo no daba cuenta
que mi alma se descarnaba.

No quiero ya más tu vid
ni tu pan que sabe a amargura
a otro quitará su hambre
iluso de tanta hermosura.

De pan y vino te escribo
de falso brillo de oro
de pan y vino te escribo
de pan y vino hoy te lloro.

martes, 21 de diciembre de 2010

Mi alma con el cielo



De niño siempre miraba esa guitarra colgada en la pared, la cual no podía tocar porque no era mía y me repetían hasta el cansancio que podía dañarla, con la travesura de mis años la tocaba a escondidas pero siempre me la arrancaban de mis manos, no había cosa que me doliera más que me alejaran de los acordes que sabía que eran míos, pero que nadie comprendía, porque nadie era capaz de distinguir que la música era mi conexión con Dios, que la llevaba en la sangre de mi bisabuela andaluza y que no había palabra que me consolara ante semejante negación.

Con el paso de los años, ya en el colegio, soporté en varias ocasiones el mismo actuar, llevado por el exceso de celo de mis colegas al ver a semejante chiquillo tomando un instrumento de manera tan burda e inexperta, que solo generaba sus burlas. Fue ahí donde me prometí a mi mismo que haría todo lo que estuviera a mi alcance para convertirme en el mejor a la guitarra, porque no había otro fin en mi interior que domar tan magno, noble y su vez salvaje espécimen.

Al tiempo la vida puso en mis manos una vieja guitarra, que no hacia otra cosa que darme dolores de cabeza por llegar a su fruto, pero como soy obstinado, logré que comenzáramos a hacernos amigos, si me fluían las manos por sus cuerdas con caricias de dolor gitano, que durante mucho tiempo no logré dimensionar el peso de la raíz ancestral que tenía dentro de mi.

Tuve varios maestros y no hubo ninguno que dijera otra cosa distinta a que no era para esto, pero mi lucha acérrima se intensificaba ante tan brutal aceberación, porque la sangre no se equivoca y mi madre tampoco podía estar tan lejos.

Quise ser el mejor y lo conseguí. Lo digo con orgullo, porque fueron mis noches sin dormir, mis manos adoloridas, mis uñas rotas y mis pestañas cansadas las que lo lograron, porque no hay nadie que se pasee por su mástil como yo, no existe ser que genere acordes de dulzura y dolor ante la bajañí como lo hago yo; y no hay persona en este mundo que le hable con más amor a Dios al toque de las cuerdas. Dicen que los partos son con dolor y solo Dios sabe cuanto sufrimiento me ha causado mi amiga, pero que al final fue necesario para convertirme en Maestro, como me llaman mis alumnos, porque no hay nada más hermoso que enseñar, más aun cuando se enseña a conectarse con lo divino.

En cada episodio de mi vida ella ha estado conmigo, al cante y al toque, al compás y al sosiego, a la dicha y al dolor, a la risa y al llanto, porque no hay instante más divino que regalarle al cielo el sonido del tiempo, del sentir nauseabundo reflejado en un sonido lastimero que me legó mi bisabuela Sabina, porque cuando solamente la luna me acompaña, su sonido rebota en mi alma y se proyecta al cielo; y se que alguien allá arriba lo disfruta o corrige mi tañir, como lo hacía mi madre, que estoy seguro que desde allá arriba lo sigue haciendo.

Gracias guitarra mía, que nunca me has abandonado, que me guiaste con dolor, que me mostraste la forma más bella de llegar al alma de los hombres, que estoy seguro que con el paso del tiempo, ya con mis manos temblorosas y a pasos del final, seguirás enlazando en potestad...mi alma con el cielo.

viernes, 3 de diciembre de 2010

Homenaje



Que se paren todos lo relojes
que detengan las campanas su tintinear vibrante
que el sol se apague en una ofrenda
desde la montaña al mar.

Que los ríos dejen de correr cristalinos con su marcha eterna
que las flores dejen mirar con aromas de ternura
que la hierba se fragüe en caprichos de dolor
cobijando los suspiros de la partida rotunda.

Que los cañones no paren de retumbar
y las palomas se coloquen cintas negras al cuello
que los caballos galopen fragantes al son de la marcha final
mostrando sus respetos al instante sublime.

Que suene mi guitarra profunda su cantar lastimero
entregando un homenaje a tan frondosa existencia
que entre acordes de marcha y resignación
rinda tributo a una consagración divina.

Que me apaguen el sol y se lleven todas las estrellas
que la luna se lleve su compañía perfecta
dejando el cielo silencioso y obscuro
en virtud una llegada plagada de amor.

Que rindan honores los semáforos
desplegando sus luces al son de los tambores
que las calles de llenen de flores volantes
en respeto a la consagración de un alma.

Que las carrozas se fundan en una marcha perfecta
caminando a paso lento hacia el nicho final
que mis pies y mi pecho se llenen de orgullo
ante tan magno homenaje terrenal.

Que los guardias se coloquen sus guantes blancos
y que las damas agiten sus quitasoles al viento
que los niños calmen sus juegos inocentes
y los perros callejeros se agachen en reverencia a su paso.

Que no haya corazón ni alma que se mantenga ajeno al pasar
del final una vida entregada al sacrificio
en virtud de los sueños de su hijos
que brindan tributo ante la partida celestial.

Que la vida presente sus respetos
y que el mundo deje de girar
porque ella se ha ido, porque ella ya no está
y solo el cielo sabe que ella se merece una entrada triunfal.

sábado, 30 de octubre de 2010

Unas manos para mi padre



Papá,

Siempre te he llamado igual y siempre te he sentido muy hondo dentro de mi, como si la sangre tuya que llevo dentro me golpeara a cada instante las neuronas trayendo tu imagen a mi mente. Si supieras cuan sabias han sido tus palabras en los trazos de tiempo que la vida nos juntó, como si las marcas del recuerdo golpetearan mi conciencia y la perspectiva de los años me abofeteara mi historia de juez y de cruces.

Las sorpresas del destino y los recovecos que busca el amor para salir a flote hicieron que nos juntáramos nuevamente. Estoy gratamente sorprendido por verte en frente mío cada vez que me miro al espejo, cada vez río, que lloro y cada vez que miro mis manos; manos que me construyeron una vida, porque mi vida me la hice yo, con dolor y esperanza, con emociones y desventuras, pero además con amor, que fue el pan de mi alma y que me permite cosechar lo que ahora tengo: un huerto de ternura y solidaridad, un huerto hecho del rigor, pero hecho con mis manos, las mismas que cada día acarician, abrazan y se estrechan con mi familia, que hace un tiempo creció por obra y arte de Dios.

Mis manos son mi futuro, mi destreza y mi cordura, porque por mucho que mis neuronas dicten sentencia, son mis manos las que la ejecutan y ellas solo saben de paz, porque la paz es lo que aprendí, porque la paz hace a los hombres más grandes y más fecundos, con ese fulgor que solo da la sabiduría de los años, esos mismos que tienes en doble cantidad que yo. Mis manos sostienen mi pasado y cobijan mi futuro, ellas soportan el dolor de mi familia y siembran amor del bueno, del que solo se da el alma, para que la cosecha sea grata y la vejez sea un manjar de armonía.

Papá, mis manos ya son las tuyas, son un regalo del cielo para ti, para que las uses con buen fin, te advierto que viene llenas de huellas de tus hijos, de tus nietos y bisnietos, que no saben borrones, que se estrechan fuerte con las otras, que no apuntan a nadie, que también se juntan de rodillas para rezar y también para pedir perdón, que construyen futuro y que acarician al desvalido cuando la premura de las decisiones lo hacen caer en desgracia. Ellas están plagadas del olor a flores que tienen tus nietos, del aroma de mujeres de lucha y trabajo duro, de hombres fuertes y de amor que son tus hijos; están llenas del olor que desprende una cena en armonía familiar, llenas del aroma a café que le encanta a uno de tus hijos, pero por sobre todo llenas de lo que dejaste en esta vida, tu familia.

Estoy seguro que les darás un buen uso, que seguirán estrechando humanos y abrazando niños inquietos, que seguirán juntándose para pedir por todos nosotros, se que no me defraudarás y las colmarás de perdones y de teclas de teléfono, que se llenarán de la sabiduría de los años, de la vida recorrida con inteligencia, respeto y humildad, como solo tu sabes hacerlo, porque las palabras salen solo de las bocas, pero las manos son la verdad, son los hechos, los que ningún ser vivo puede refutar.

Papá, mis manos son tuyas...

jueves, 10 de junio de 2010

Mi Querido niño Bebé


Eras cachorro simple bebé
tan albo como las nubes
por eso así te llamé
del alma esa inspiración tuve.

Cuando el brillo de la juventud
tenía mi alma al filo
y rebozaba en gran plenitud
tu estabas siempre conmigo.

De mi mano aprendiste el mundo
y me mis pies forzaste al destino
los días se hacían uno
azotando gigantes caminos.

La fuerza mostraba tu andar
y nadie negaba tu estampa
mostrando ternura y valor
jamás vi en ti algún dolor.

Y quise descubrir mundos
que la vida me prestaba
y por caminos nauseabundos
seguías todas las miradas.

Vivías tus días pegado
a mi vida y en largos paseos
que altura tenía a mi lado
que llenos estaban mis deseos.

Fuiste el mejor en la cancha
el valor siempre fue tu corona
no hubo en tu vida una mancha
que apocara tu simple persona.

Después obscura se puso mi vida
y tu amor y cobijo saltaban
como saltan las chispas del fuego
como amor por mi profesabas.

Nunca dejaste de salpicar
enormes gotas de fuerza
que tanto me hacían brillar
y me iban abriendo las puertas.

Te di entero mi corazón
y tu tomase mis manos
llenado mi alma de amor
haciendo mis caminos llanos.

Siempre cuidaste de mi
y aún lo sigues haciendo
si parece que ayer te vi
por esos campos corriendo.

Gracias por los días
las horas y los segundos
que colmaste entera mi vida
con todo el amor del mundo.

Ahora tus pasos son lentos
plagados de recuerdos fugaces
recuerdos de aquellos momentos
como la misma vida se hace.

Los años no pasan en vano
y no es esta la excepción
ahora yo tomo tu mano
y aun tienes mi corazón.

Tus pasos no son los mismos
tu cuerpo denota los años
haciendo tu vista un abismo
caminas lento y pesado.

Jesus Santo te llevará luego
y mi sangre se agita al sentir
que el tiempo se hace un pañuelo
de lágrimas de puro vivir.

Y la vida me tiene un regalo
que nunca jamás imaginé
eternamente a mi lado
estarás siempre en mi alma...

...mi querido niño Bebé.

jueves, 26 de noviembre de 2009

El río de la vida


Como seres, humanos tendemos a dejar nuestra felicidad en manos de factores externos, como si la naturaleza no fuera lo suficientemente sabia para proveernos de todo lo que necesitamos. Siento que Dios y la vida siempre nos entrega lo que necesitamos, solo hay que saber pedirlo y saber mirar nuestra historia.

No creo lógico catalogar hechos del pasado como buenos y malos, porque nada es tan categórico como se analiza, en la vida todo es perfecto, porque cada cosa que nos pasó nos hizo ser como somos ahora, imagina si no hubieses sentido ese dolor del alma que tenías ayer o ese miedo al futuro que te llenaba tu ser aquel tiempo, seguro que no serías esa persona precavida y respetuosa de tus actos como lo eres ahora. Todo en la vida tiene su propósito, todo tiene su fin, que no es otra cosa que crecer y debe ser analizado desde esa perspectiva siempre, porque cuando bebes llorábamos porque nuestra madre nos dejaba dormir solos sintiendo que nos abandonaban, pero ella lo hacía por nuestro bien, por nuestra independencia; pero nosotros lo veíamos muy malo y con el paso del tiempo, ya de mayores, logramos entenderlo, entonces esto refleja claramente que el cambio de perspectiva que nos regalaron los años nos hizo ver la verdad de los hechos y lo necesario que fue esa situación tan sabiamente enfrentada por nuestra madre.

De la misma manera cada vez que sintamos que estamos al fondo del pozo solo debemos pensar que cuando salgamos seremos aún más grandes y que es una etapa básica para crecer y aprender. Porque nuestras parejas anteriores no fueron un fracaso, si no un paso necesario para aprender a relacionarnos, para saber lo que no queremos y para poder decir "yo tengo experiencia", porque que fácil y poco provechoso sería lograr la felicidad emocional con nuestra primera pareja, que triste sería jugar un partido de futbol y saber que ganaremos antes de empezar, lo importante es perder para así valorar el triunfo y la escuela que nos dan las metas inconclusas nos llenan de temple y sabiduría.

La felicidad se lleva en el alma y fluye de adentro hacia afuera; no es esa casa que queremos o ese trabajo que añoramos, si no que es un estado interior, que cuando lo tenemos generamos la energía necesaria para que todo se coloque a nuestro favor. Por eso existe gente que tiene todo lo que deseamos y no se ve feliz, en cambio, hay personas que no tienen nada e irradian felicidad, porque está en la paz del alma, en nuestra conexión con la naturaleza.

Los invito a dejarse fluir en el río de la vida, a dejar que la experiencia esculpa nuestras almas y a no aferrarse a esa roca que nos mantiene atados al pasado, a enfocarse en lo bueno que somos ahora gracias a lo que nos pasó, en vez de lamentarnos y sufrir al recordar, porque por más piedras o recovecos que encuentre, el río siempre llega al mar. Demos gracias a la vida por nuestro sufrimiento que nos hizo grandes, gracias a esas personas por provocarnos tanto dolor que no hizo descubrir ese valor que ni siquiera sabíamos que teníamos, gracias por perder ese trabajo que nos hizo ver que había algo mejor más allá de esa oficina y ser más valientes y arrojados, gracias a Dios por enseñarnos que no existe nada más valioso que la paz del alma, aunque haya sido a través de pasadizos de tortura y de mares de llanto.

Gracias señor por mostrarme que el dolor del pasado me hizo tener esta hermosa paz del alma que siento ahora y que no es otra cosa que dejar de evaluar mi vida y solo centrarme en fluir en una naturaleza perfecta.

domingo, 8 de noviembre de 2009

El tiempo...


...no pasa en vano leí por ahí y que difícil es darse cuenta de que es la pura y santa verdad, porque las sensaciones de antes ya no se volverán a repetir, porque las caricias puras, los besos del alma, las palabras al oído ya quedaron en el pasado; producto de nuestra torpeza quizás o como resultado del implacable paso de los días.

A veces quisiera volver el tiempo atrás y fijarlo en esos días llenos de fulgor, donde el amor llenaba nuestras venas y plagaba de ternura nuestro respirar, donde nada era más importante que los sueños, donde la vida giraba en torno al aterrizaje del futuro en nuestro presente.

Quisiera no haber manchado esa hoja pura que había entre nosotros, no haber marcado a fuego en tu alma sucesos impregnados de dolor, de temores infundados y de absurdos resquemores infantiles.

Me duele darme cuenta de que el tiempo rasga esa tela de pureza; pero por mi parte, aunque los segundos llenaron nuestras vidas, aún te sigo amando y mi sangre sigue gritando tu nombre, porque no existe nada en el mundo que me llene más de luz que tu.. aunque el tiempo no pase en vano.

domingo, 1 de noviembre de 2009

Llorando están las campanas



La flor ya se va secando
y esa rosa está en el cielo
y ese amor de tiempos
de a poco se fue muriendo.

La risa ya no se escucha
y el corazón mudo se queda
que no se pierdan las frases
de amor que dijo al oído ella.

Que el tiempo no trague sales
de mares llenos de olvido
que no llene el silencio
y se pierda lo que he vivido.

Los pasos seguirán corriendo
aunque tu alma no lo desee
que muerto pasará el segundo
que ya no puedo ni verte.

La luna me mira callada
alumbrando mi casa vacía
que no sabe de tu presencia
que por acá pasó un día.

Palabras se lleva el viento
los hechos marcan olvido
si solo el aire te llevara
el dolor de un amor perdido.

Y mis torres de derrumbaron
y se fue la mar del mañana
no sabe de amores tortuosos
llorando están las campanas.

...y llorando están las campanas.

lunes, 31 de agosto de 2009

Y Tu solo me miras


Y tu solo me miras
y mi alma se colma de ti
saboreando tu energía
nunca me miraron así.

Tu ojos de dulzura
plagados de tanto color
que inmenso fulgor de ternura
y yo me lleno de amor.

Yo te veo en armonía
y te siento enamorada
y me enamoro más cada día
y más con esa mirada.

Yo solo siento en tus ojos
y como quisiera expresar
que tu boca es como un antojo
que solo quiero besar.

Tu mano tapa tu boca
colmada de bello color
en tu dedo fluye una roca
cuidando el suspiro de amor.

Tu alma está saltando
Yo te escribo estas líneas
y mi corazón palpitando
cuando tu... tu solo me miras...

miércoles, 19 de agosto de 2009

Dame tu fortaleza


Si te pido que me cuides
que me evites el dolor
que me des tu consuelo...
no me escuches.

Si te pido me des calma
que me llenes de color
que alimentes mi alma...
no me escuches.

Si te pido me protejas
me colmes de tu amor
de palabras de ternura...
no me escuches.

Porque...

Si cuidas mi caminos
evitas mis dolores
consuelas mis tristezas
llenándome de amores...

Si abarcas mis rincones
de luces estelares
de brillos y sabores
calmando mis pesares...

¿Como crezco Señor ?

Solo te pido de rodillas
que me brindes fortaleza
y así a de a semillas
yo calmaré mis tristezas.

Solo tu fuerza necesito
que si no tengo el valor
que me haga crecer solito
jamás me acercaré a tu amor.

Oh Señor dame fortaleza
que quiero crecer entero
de a paso en paso y de veras
y ser de tu lado el primero.

Señor no me escuches
solo hazlo si mi alma
se siente vacía de luces
y necesita una calma.

Señor....
Solo dame tu fortaleza.

domingo, 19 de abril de 2009

Y tu me llenas de luz


Y tu me llenas de luz
como faro en las penumbras
y voy avanzando despacio
en senderos cubiertos de sombras.

Tus rezos son energía incansable
como flores en jardín eterno
como agua de claros infinitos
que alimenta de los seres su cuerpo.

Solo tu mente me sabe plagar
de luces de sol y de luna
que brillan colgando del cielo
como savia siempre oportuna.

Y yo me quedo tranquilo
detenido en mi sueño de amor
plagado de ovejas saltantes
ignorando esas gotas de sol.

Y yo no sabía que así era
cuando a uno lo sienten del alma
porque tu amor solo da regocijo
llenando mi cuerpo de calma.

Y tu me llenas de luz...

domingo, 8 de marzo de 2009

Vivir es elegir


Cada ser humano de este planeta es responsable de su felicidad o de su desgracia, porque cada uno elige como vivir, como sentir, como expresar y por ende, con quien proyectarse. Los sucesos cotidianos, en ocasiones nos hacen catalogarnos de diversas maneras, pero siempre uno creó la energía para ubicarse ahí, porque cada uno mueve los hilos de su vida.

Yo elegí esta vida, mis amigos, mi gente, elegí como criar a mis hijas, elegí también mi pasado, mis errores, que son solo míos y culpa de nadie más; mis dichas son de mi propiedad y mis fracasos también, mis miedos me pertenecen y no se los cobro a nadie, porque cada ser que se me cruzó por la vida presentó una decisión, que fue totalmente personal y nominativa, porque así se forma nuestro futuro y se visualiza el pasado, como algo enteramente nuestro.

Este mundo no es para víctimas, porque si hay que culpar a alguien, solo seremos nosotros mismos, porque yo soy culpable de mis dolores pasados y a su vez de los que vendrán, así también el mérito de mis alegrías es solo mío, porque yo me gané el derecho a tenerlo, es mi victoria frente al los hechos que se dibuja con solo una frase: vivir es elegir.

El que no elige no vive, el que no es capaz de tomar decisiones está muerto en vida. Al que las circunstancias lo consumen y se encierra en su burbuja por temor a revivir circunstancias pasadas se lo come la muerte, se lo lleva la nostalgia y lo acarrean a ese inerte estado de la nada, porque si no se opta por algo y se responde siempre con quizás no se está entregando el alma a este mundo, se están pasando los segundos sin que realmente nada pase.

Yo elegí estar contigo, elegí tu aroma, tus caricias, elegí tus palabras y me gané el derecho a recibirlas, yo elegí entregarte mi vida y elegí también tomar la tuya, porque yo tome ese hermoso color de tus ojos y lo hice mío, yo elegí aferrarme a tus labios y yo decidí alimentarme de sus sonidos y de sus roces. Yo elegí tenerte y elegí vivirte así, entero, sin complejos ni pasado, como una flor nueva que brota del paisaje más árido, pero con nuevas esperanzas, porque mi pasado fue mi opción y mi futuro lo hago yo mismo.

Yo te elijo a cada segundo que quiero estar contigo, a cada mañana que despierto pensando en ti se cumple un ciclo y nace uno nuevo que yo elijo vivirlo contigo, porque mi futuro es mío y yo he decidido mis pasares y mis aciertos, así, con tus manos y con tu piel, así... elegí ser feliz contigo, porque vivir es elegir.

lunes, 16 de febrero de 2009

A cada segundo


A cada segundo que no te tengo
a cada minuto sin tu presencia
mi cuerpo se paraliza
y mi alma llora tu ausencia.

A cada latir de mi corazón
a cada golpeteo de tu mirada
siempre estás dentro de mi
y mi cuerpo te extraña.

A cada paso que doy
a cada sentir de dolor
tu estás junto a mi
estrechada en amor.

A cada sonido de tu boca
a cada silencio de tu mirada
mi alma se nutre de ti
y se alimenta del mañana.

A cada vivencia a tu lado
a cada segundo que extrañas
mi vida se vuelve rosa
y mis pasos te acompañan.

A cada descubrir de tu vida
a cada despertar del pasado
mi corazón se despierta
y se da cuenta que he amado.

A cada rezo atado a tus manos
a cada palabra de calma
Dios se apega a nosotros
bendiciendo las almas.

A cada violencia fugaz
a cada resorte de pasión
mi ser se aprieta de dolor
porque ya es tuyo mi amor.

A cada sueño del tiempo
a cada pasar vagabundo
esa rosa que aún conservo
me habla de amor... a cada segundo.

sábado, 10 de enero de 2009

Prendado a tu corazón



Y miro tus manos de rosas
que acallan mi dolor
porque no se vivir sin ti
prendado estoy de tu amor.

Un solo contacto tuyo
y tus manos que dan energía
rozan de color mi cuerpo
y me plagan de sabiduría.

Entre la noche y el día
se va fraguando mi nostalgia
voy invadiéndome de ti
y me voy llenado de magia.

Si te hablara del pasado
y te contara mis dolores
de este jardín de piedras
se marchitarían las flores.

Hoy me siento prisionero
de tus manos y tu fe
si me parece fueran siglos
desde que día que te soñé.

Y mis ayeres se marchitaron
Y no me mató el dolor
y siento que todo pasó
plagado de solo tu amor.

Y quizás es mucha premura
pero mis manos no saben
arrojar flores al sol
si no están en tu cintura.

No quiero ir por el mundo
no sintiendo tu pelo
y no tomando tus manos
que solo aman en tu cuerpo.

Que sería de mi ojos
de mis manos y mi alma
si no tuviera hoy completo
ese clamor que me calma.

Mis manos vagan las tuyas
buscando caminos del alma
y no encuentran sosiego
por ese símbolo que extrañan.

Y desde hoy hasta mi muerte
porque mi corazón lo sabe
me entrego a ti por completo
en flores y caminares.

Esclavo soy de tus ojos
vasallos de tu energía
prendado estoy de tu alma
que sin ti yo moriría.

Y solo escribo a tu corazón
y no suspiro sin tu recuerdo
y quiero ver ese anillo
brillando en todo tu cuerpo.

Y mis manos se ven ausentes
plagadas de tus ausencias
extrañando la paz de las tuyas
que arrojan solo experiencia.

Y cristalina vas caminando
y porque así Dios lo quiso
de tus dedos colgará
ese anillo de compromiso.

Como una flor que nace
como bendito será por años
desde ahora sentiré para siempre
una joya prendada en mis manos.

Y así unidos quedaremos
y la paz será nuestro color
porque feliz correré por el mundo
prendado a tu corazón.

martes, 6 de enero de 2009

Paz


Y la paz llegó a mi
y la luz llenó mis ojos
como un sol vibrante de calma
como un mundo de despojos.

Solo quiero llenarme
de sabiduría de tu ser
llenando mi alma de colores
y de historias de tu ayer.

Y la vida inundó mi interior
y el sosiego me hizo sentir
de a poco aprendí de la vida
ese aroma que significa vivir.

Solo quiero ahora sentir
y no razonar momentos
que me alejan de vivir
un mar de sentimientos.

Y tu vientre llenaba mis manos
y una flor prendiendo de ellas
como entregando sabiduría
como la noche plagada de estrellas.

Y la luna miraba tu pelo
y de a poco te ibas durmiendo
sentía tu luz interior
y tu amor lentamente fluyendo.

Que belleza es tenerte a mi lado
tomando tu cuerpo abrazado
que fulgor generan manos
mirando la vida a tu lado.

Y me fui quedando en silencio
y sin darme cuenta viví
como una vida inmersa en las aguas
me fui llenando de ti.

Y tu ser vago de improviso
como una estrella errante
y sin darme cuenta del tiempo
vibré de miles de instantes.

Si mis manos son energía
y la vida una estrella fugaz
tu alma junto a la mía
no hace más que llenarme paz.

martes, 30 de diciembre de 2008

La cadena de la vida


Uno a uno van pasando los eslabones de mi vida, de variados colores, de inimaginables sabores, llenos de sensaciones tan nuevas como sorprendentes y plagados de experiencia. Cada uno de ellos representa un provecho que sacarle al destino, un millar de castillos derrumbados o un enorme cúmulo de vivencias para contar, para degustar y para compartir, ya que la vida si no se entrega se pierde en el fulgor de tiempo, por eso, lo que das es de tu propiedad y lo que no, lo pierdes.

Para llegar a este lugar de mi cadena tuve que pasar todos esos capítulos; y sin ellos no tendría la visión actual, que solo me entrega la perspectiva del tiempo, que solo da el recorrido por pasadizos obscuros, callejuelas soñolientas y pasajes de flores. Cada pieza tiene su vital importancia, porque sin noche no hay sol, sin espinas no hay rosas y sin la ausencia no se ve el valor de una caricia, ya que los matices hacen la felicidad y estampan la sabiduría en nosotros.

Cada eslabón que pasé este año representó claramente un cúmulo de conocimiento, un sin fin de experiencia, de matices de locura, de pasajes de dolor, de tardes soleadas y de niños sonriendo.

Al cerrar este ciclo me queda la sensación de plenitud, de que valió la pena, porque ahora soy más grande, más humano, más niño, más simple y más lleno de ti, porque ahora aprendí a sentir, quité una docena de palabras de mi diccionario e incluí otras cuantas, aprendí que no existe nada más poderoso que tenerte, que no existe nada más fuerte que un beso, que nada me llena más de luz que cuando me miras, que uno es permeable al resto del mundo cuando se cubre de amor, que no hay nada mejor para el alma que caminar de tu mano y que cada dolor que pasé fue necesario para avanzar y llegar al lugar que me conecta contigo, porque de eslabón en eslabón, en esta cadena de mi vida, estoy en el que siempre soñé…en un eslabón mío que se cruza con uno tuyo.

miércoles, 10 de diciembre de 2008

Dicen


Dicen que los pastores
de día huelen a lana
y que de noche sueñan
ovejas corriendo a los montes.

Dicen que los sabios
de día huelen a tiempo
y que de noche sueñan
historias marcadas a fuego.

Dicen que las princesas
de día huelen a luz
y que de noche sueñan
reinos de soles y lunas.

Dicen que los enamorados
de día huelen a mares
y que de noche sueñan
olas de lunas y astros.

Dicen que los labriegos
de día huelen a tierra
y que de noche sueñan
semillas a manos del tiempo.

Dicen que la esperanza
de día huele a nostalgia
y que de noche sueña
mezclada de ayer y futuro.

Dicen que tus cabellos
de día huelen a abrigo
y que de noche sueñan
obscuras flores de estrellas.

Dicen que mis manos
de día huelen a tus labios
y que de noche sueñan
las curvas de tus caderas.

Dicen que mis ojos
de día huelen a flores
y que de noche sueñan
pasajes de tus jardines.

Dicen que el sonido
de día huele palabras
y que de noche sueña
verdades de soles eternos.

Dicen que nuestro amor
de día huele a misterio
y que de noche sueña
castillos de reyes y reinas.

sábado, 6 de diciembre de 2008

Libertad


Si la música es armonía, las flores son dulzura y libertad son alas
quién soy yo para endurecer un jardín, apagar los sonidos o truncar tu vuelo.

Si la luna es compañía, el aire es libertad y el sol calor
quien soy yo para acostar la luna, tapar el viento y apagar ese astro.

Si los hombres son como granos de arena que el viento lleva
quien soy yo para colocar muros a tus granos y a los míos.

Si la magia es sollozo sutil y vibrante
quien soy yo para detener ese caudal de emociones.

Si Yo no vivo de tu aire y no como de tus manos
quien soy yo para quitarte el aliento y hacer mi alimento del tuyo.

Si la libertad son pulmones de pasiones y callejuelas de sentires
quien soy yo para detener ese pulsar y poner trabas a tus pasajes.

Si el sonido nunca fue tan limpio y las flores nunca tan rojas
quien soy yo para amarrar ese correr y vestir esas rosas.

Si tu libertad es grande y tu caminar seguro
quien soy yo para colocarte cadenas y afirmar tus pasos.

Quien soy yo si la vida es de emociones
y no tengo más vida que la mía.

Quien soy yo si tu alma vagabunda clama por correr
y mis manos solo aprietan cada paso.

Quien soy yo para detener un corazón salvaje
que solo busca libertad.

lunes, 24 de noviembre de 2008

Me niego


Yo se que hay aguas subterráneas que fluyen entre los pasajes del tiempo, se que hay influencias tan transversales como externas, tan inmediatas como embusteras y tan esquivas como los segundos a las horas, se que estamos entre las palabras que fluyen de las tardes conversadas de muchos, se que tanto tu nombre como el mío se refriegan entre saltos de inútiles neuronas de muchos y que se reflejan en sueños mezquinos de otros tantos.

Ni el temor y la codicia extranjera pueden, ni los rasguños de la historia, ni las vibraciones fabricadas por almas vacías pueden derrotar una montaña de amor, porque estas son hechas de piedras encarnadas de ternura, de peñascos de emociones que se impregnan del querer, porque las sombras de esas almas no son capaces de tocarla, porque un alma tan mendiga no posee la suficiente sabiduría del sentir que sea capaz de hacer templar siquiera una fortaleza de caricias.

No existe energía posible, natural ni fabricada, prendada ni libertina, ni de magias ni de soles, ni de rosas ni de espinas, que sea capaz de mellar la unión de dos almas vagabundas, de viajeros de encarnaciones en busca su complemento y de un par de pasajeros de vidas prestadas a los sueños.

Me niego a perderte, me niego a permitir que suspiros de ultratumba tracen surcos entre nosotros, porque tu alma bendita ya se impregnó de la mía, porque mis uñas aún se permiten tener rastros de tu piel, porque ni la violencia del sentir foráneo es capaz de controlar el tiempo cuando te miro, porque tus labios no son nada sin mis dedos y mi boca no existe sin la tuya.

Me niego a permitir, que algo me baje la luna y me apague las estrellas, que alguien tan mezquino me quite el aire por el simple hecho de no poder sentir, de no poder vivir la sensación infinita que me alumbra cada vez que me miras..... me niego.

viernes, 7 de noviembre de 2008

En la mitad de mi existencia


En la mitad de mi existencia
a estas alturas de mi vida
recién he aprendido a vivir
y a contemplar el infinito en lo simple.

Recién he comprendido que la experiencia
cada día golpea más fuerte en mi cabeza
recordándome que uno se pone viejo
cuando deja se soñar y pierde la ilusión.

Uno no se va muriendo con los años
si no que uno se muere de a poco
cuando cree que enamorarse
es asunto de chiquillos.

No quisiera pasar un solo día más
sin decir lo que te quiero
ni un solo día más sin sonreír
al ver las travesuras de ese niño.

Uno muere cuando siente
que los años van cerrando puertas
y renace cuando se da cuenta
que puede abrirlas nuevamente.

Uno vive de momentos
del perfume de las flores
del olor del pan amasado
y de nuestras manos entrecruzadas.

Uno renace al darse cuenta
que va rompiendo los candados
que el dolor fijó en nosotros
y que las caminatas van abriendo a pasitos.

Uno vive al colocar los odios
escritos en la arena
y se sienta a esperar
que la próxima ola los borre.

La vida es el sabor de la palta
es cuando me miras sonriendo
cuando callo para escucharte
y cuando te tomo para sostenerte.

Cada día es el último y también el primero
el comienzo vivir y el final del ayer
cada día es el funeral de la historia
y el nacimiento del futuro.

A estas alturas de mi vida
y cuando esta recomienza
siento que debo dormir menos
y disfrutar más de las estrellas.

Siento que debo cerrar mis oídos
a rencores y orgullos trasnochados
que el tiempo me habla con sabiduría
y que no debo parar de escucharlo.

He aprendido de a poco
a gozar de sonido de la risa
de los murmullos en la iglesia
que salen de los sótanos del alma.

En estos pasos de mi vida
y cuando el sol derrite mi pasado
cuando el frío congela los segundos
recién he comprendido la belleza.

Recién he comprendido
que entre lo simple y lo complejo
lo primero es vivir en plenitud
y lo segundo son madejas del cerebro.

Recién me he dado cuenta
y con la perspectiva de los años
que no debo decir todo lo que pienso
pero debo pensar todo lo que digo.

Recién soy capaz de comprender
que debo dejar que el sol me toque
que no solo debo desnudar mi cuerpo
si no que también mi alma.

En la mitad de mi existencia
cuando las canas van poblando mi cabeza
y cuando mis manos se vuelven venosas
recién he aprendido a vivir.

En la mitad de mi existencia.

miércoles, 29 de octubre de 2008

Ahora


Ahora que el cielo tiene ese color azul que siempre pensé que no existía, que el aire frío de la mañana se siente más fuerte en mi pecho, que el color de las rosas de aquella esquina es más brillante, que la montaña frente a mi balcón se ve más hermosa y majestuosa que nunca, ahora que al ver mis manos no tengo claridad sin son para mi o para sostenerte, que se desarman mis horas y que casi no duran nada contigo, para luego volver a ser eternas cuando no estás.

Ahora... porque el futuro no existe y se escribe a cada segundo, porque la vida es en este instante, porque el lugar es aquí y las almas son las nuestras, porque las constelaciones se conjugaron para nosotros, porque no existe ninguna ínfima partícula tuya que no se acople con alguna mía, porque hasta la música me sabe más bella, porque ahora es sinónimo de hoy y no de futuro, porque ahora es masacre de pasados tortuosos y derrumbe de historias.

Ahora que las flores nunca lloraron tanto, al ver que todas quisieran ser tan bellas como tu y no pueden, ahora que las estrellas titilan más que nunca buscando tus ojos, que la luna está feliz de vernos caminar de la mano y que el sol sonríe dichoso al ver que hace brillar tu hermoso pelo.

Ahora que ya te tengo y el mundo se transformó para nosotros, ahora es el momento de decirte que te quiero, ahora es el preciso instante para decirte que pares de soñar, porque la realidad es más bella que los sueños, porque estamos más unidos que nunca... ahora.

lunes, 27 de octubre de 2008

Que


Que feliz soy así contigo
si te llevas las espinas, dejas la rosas
y vas alumbrado mi negro camino.

Que dichosos me resultan tus labios
tan expresivos y ansiosos de mi
que transmiten nervios de solo mirarlos.

Que míos me resultan tus miedos
y sangran como si fuera mi historia
que no puedo evitar ser parte de ellos.

Que corto se hace el tiempo contigo
entre segundos y minutos furtivos
que las horas son cristales cuando te miro.

Que bello es rezar por ti
entre palabras y sonidos en tu nombre
si hasta en mis oraciones te siento aquí.

Que hermosa te ves de blanco
ahí de rodillas y juntando las manos
tan bella y rezando en ese humilde banco.

Que ternura me provocan tus ojitos
que no puedo evitar seguirte
y quererte de aquí al infinito.

Que feliz y contento me siento
tan dichoso y caminando a tu lado
desde aquí hasta el fin de los tiempos.

viernes, 24 de octubre de 2008

A diez centímetros




A sólo diez centímetros de mi boca estaba la tuya, tan sonriente y feliz que brillaba en la obscuridad de la habitación, como también brillaban tus ojos mientras se movían de un lado a otro con una enorme alegría, como si quisieran memorizar mi cuerpo desnudo y movedizo.

No había distancia entre tu cuerpo sobre el mío, era como el encuentro de dos almas separadas siglos atrás, como si el sudor fuera el despojo y los rastros de ausencia se tranformaran en vibraciones nerviosas que generaban sólo risas de placer.

Fui parte de ti y fuiste parte de mi ser, fuimos un solo engranaje, perfectos, complementados, como una enorme concentración de energía que sólo esperaba sigilosa su momento para estallar en amor. El cielo se cerró y el paraiso estaba en ese lugar, porque Dios existe y lo veo cada vez que estoy contigo.

Con solo mirar tu boca sonriendo a diez centímetros sobre mi ya tengo una certeza; y más cierto no podía ser, porque no existe nada más maravilloso que el reencuentro de dos almas perdidas, que se sufrieron de ausencia, que se extrañaron de dolor, pero que esta vez el paraiso las unió aca en la tierra, para ser esa compenetración perfecta....

....a diez centímetros de tu boca.

miércoles, 22 de octubre de 2008

De que



¿De que está hecha la vida ?
La vida está hecha de momentos.

¿De que está hecho el dolor ?
El dolor está hecho de pasado.

¿De que están hechos los sabios ?
Los sabios están hechos de tiempo.

¿De que está hecha la ternura ?
La ternura está hecha de tus manos.

¿De que está hecha la pena ?
La pena está hecha de recuerdos.

¿De que está hecha la esperanza?
La esperanza está hecha de tus ojos.

¿De que está hecho el mundo?
El mundo está hecho de pasión.

¿De que están hechos los sueños?
Los sueños están hechos de tu alma.

¿De que está hecho el amor?
......el amor está hecho de ti.

lunes, 20 de octubre de 2008

Me fui enterando de a poco



Los pasos uno tras otro
nos hacían avanzar
y me iba enterando de a poco
lo que la vida te hizo pasar.

Despacio fluían de tus labios
sonidos así de pequeños
y me iba enterando de a poco
lo que guardabas en tus sueños.

Tus manos recorrían mis manos
despacio el día se iba
y me iba enterando de a poco
que tu piel es parte de la mía.

Tu boca dulce y nerviosa
me robó uno par de besos
y me iba enterando de a poco
que me entregaba tus secretos.

Tu pelo caía en mis hombros
y hablábamos de los dos
y me iba enterando de a poco
que ya creo más en Dios.

Tu sonrisa salía coqueta
y te miraba sin parar
y me iba enterando de a poco
que el cielo estaba en ese lugar.

Tu alma le decía a la mía
palabras de sonidos tan bellos
y me iba enterando de a poco
de que están hechos tus sueños.

Y entre pasitos y actos de amor
como la muestra de un corazón sincero
me fui enterando de a poco
todo lo que se que ahora te quiero.

miércoles, 15 de octubre de 2008

El valor de un tal vez



No quiero que que me des un no, ni tampoco que me regales un si, porque prefiero un tal vez.

Con un tal vez te vas ganando a pellizcos mi corazón, porque estás diciendo de manera evidente y elegante que me vas a observar, que vas a tomarte el tiempo de descubrir quien soy, que vas a girar a mi alrededor buscando suspicacias y asociaciones con el pasado, que pudieran alejar tus recuerdos de mí o que generen fulgores de impulsos que conecten tu sentir con el mío.

Con un tal vez me entregas la mitad de tu respeto, la otra te la entregas a ti misma, porque desde la distancia veo claramente el amor que te tienes, veo de manera concisa lo sagrado y prohibido de tu corazón, que no transa con lo inmediato y que no se nubla de un solo suspiro. Me respetas con tu verdad, esa que no conoces y buscas en mi, me respetas al buscar mis aciertos y defectos, al conocer mi existencia despacio, como saboreando cada detalle, como dejando que entren mis vivencias en ti, haciéndolas de tu propiedad y aceptando de a poco lo humano que soy.

Con un tal vez me das la oportunidad de crecer, de ser mejor cada día, de coordinar mis sensaciones con mi existir y ser de a poco lo más cercano a la superación, de indagar en mis caminos, de descubrir mis pequeñeces y hacerlas gigantes y magnas, merecedoras de tus admiraciones y también de tu amor.

Con un tal vez me entregas tu historia, con virtudes y desaciertos, con temores y sonrisas, con inocencias y ternuras, que van de a poco recorriendo los surcos de mis emociones, generando despacio los caminos de ese viaje hasta el centro de ti.... ese bello recorrido hasta el centro de tu corazón.

Gracias por darme ese hermoso regalo....
...ese lindo regalo de luchar por ganarme el si.

viernes, 10 de octubre de 2008

Soledad



La soledad es una ingrata a la que se le va agarrando el gusto
con un alto riesgo de parar completamente enamorados de ella.

La soledad es un hotel que no es de nadie, es una cama que no es mía
es despertarme a las tres de la mañana y no saber donde está el baño.

La soledad soy yo.

La soledad es la gota de agua en la llave del baño que dejaste prendida
y no quieres apagar por no sentirte solo.

La soledad es como un suplicio ingenioso de la naturaleza,
que hace que nos encontremos con nosotros mismos para poder valorar a los demás.

La soledad es un espejo que no miente.

La soledad son ese montón de sonidos que no escucha nadie pero que hacen demasiado ruido.

La soledad soy yo, en compañía del pasado.

La soledad es un beso que se desperdicia en la almohada,
es ver la sombra y la silueta de alguien que ya no está.

La soledad es una malvada insoportable y maravillosa,
que me gusta no se bien por qué.

La soledad es entender por fin que no hay mejor compañía que la soledad.

Es el velorio de un dia que se fue.

Es dejar de estar haciendo nada, prepararte, vestirte, abrir la puerta, salir
...para seguir haciendo lo mismo.

La soledad es la compañera, la del miedo, la de los futuros inciertos, la del
camino, la búsqueda....

Es Viernes por la noche... y se me muere un día más...

La soledad soy yo.

miércoles, 8 de octubre de 2008

Cuando



Cuando hay un puñal
Es un reflejo
Y también una señal.

Cuando alguien traiciona
El que siente
No perdona.

Cuando alguien se va
El que se queda
Sufre más.

Hoy escribo tu dolor
Porque esta vez
El que se va...
...Soy yo.

viernes, 3 de octubre de 2008

No te vayas mas



No te vayas más
no me quites el aire
el sol de la mañana
la luz de la luna
y el rocío en la hierba.

Te regalo el mundo
y perlas de lluvia
las estrellas tiritonas
y la luz de la luna.

Yo me callaré
para solo mirarte
y mi corazón
así podrá sentirte.

Deja volverme
la sombra de tu sombra
el aire de mi boca
que solo te nombra.

Deja revolcarme
en ese mar de cabellos
en ese rosal de tu boca
deja a los segundos
disfrutar lo bello
de esa alma loca.

Te contaré esa historia
del rey que murió
por no poder encontrarte
que vivió buscando
y soñó con amarte.

No te vayas mas...

miércoles, 1 de octubre de 2008

Desde la distancia

"Para ti, porque no hay nadie más que entienda lo que digo..."

Es increíble la inmediatez casi absoluta con que se toman hoy la vida y sobre todo las cosas del corazón. Personalmente siento las personalidades son moldeables con la vida misma al largo plazo y con las situaciones cotidianas al corto. Por lo mismo es muy difícil que uno tenga un acabado conocimiento de una persona en un par de semanas o meses, que son los tiempos que se manejan ahora, porque pudiera darse que en ese plazo se esté en una etapa muy corta y en que se muestre una parte muy distinta al conjunto representativo de lo que realmente se es. Porque las personas son cíclicas, todos pasamos por etapas de altos y bajos en los diversos aspectos de nuestra personalidad y pasa que si no nos tomamos el tiempo suficiente para observar, la probabilidad de equivocarnos es inmensa.

Ahora bien, tampoco se trata de tomarse plazos eternos, pero si los suficientes para evaluar distintos aspectos en variadas situaciones, porque no puedo pretender relacionarme con alguien si no me ha quedado de manifiesto claramente como se desenvuelve en tal o cual situación, que sea un aspecto primordial y básico para sentirme complementado, potenciado y por sobre todo que represente lo que siempre quise.

Pasito a paso es la consigna según yo, cada cosa a su tiempo. Si no, me siento acosado, presionado y con una enorme disyuntiva: o decido con los antecedentes actuales o me permito seguir en ese hermoso juego del descubrir, tan sano y tan energético pero, a su vez, tan despreciado por las mayorías.

Si decido apresurado puede que me equivoque y a poco andar me afloren cosas que no transmitan quien realmente soy, porque me puedo sorprender con cosas que no esperaba y que son vitales según mi forma, generando encuentros incómodos y afloren matices extraños, que tan solo son reflejos del apresuramiento. Si bien las relaciones son siempre un experimento que de a poco se va transformando en certezas, que no nos basten un par de rosas como para conocer realmente el rosal, aunque puede ser que las espinas no sean algo que no podamos entender y aceptar, pero todo a su tiempo.

Deja que entre llamadas y mensajes te vaya descubriendo, deja que mis sonrisas nerviosas te cuenten como me haces sentir, que el pulso de la espera me haga temblar, que la incógnita de como será la próxima vez me haga soñar, que los encuentros sorpresivos nos llenen de magia, démonos ese precioso regalo de echarnos de menos, de pensarnos treinta horas diarias, deja que a cada paso me llene de sueños, que esas cosas tuyas que me encantan se transformen en admiración; porque no he dado un "si" ni un "no", solo quiero descubrir esa preciosura que hay en ti... así, desde la distancia.

lunes, 29 de septiembre de 2008

A un sabio le oí decir



Del libro de la experiencia
a un sabio le oí decir
que se cumple la sentencia
antes de llegar su fin.

Qué pena más grande tiene
aquel que ha visto y no ve
más feliz hubiera sido
si fuese ciego al nacer.

domingo, 28 de septiembre de 2008

Una parte de mi



Soy sólo una parte de mi...

Un cuarto de mis miedos y la mitad de mis esperanzas
un octavo de mis emociones y sólo un suspiro de mi razón
un rasguño de mis temores y una céntima de mis ternuras
un capullo de mi nobleza y un pellizco de mi corazón.

Un pasaje de mis nostalgias y un fulgor de mis palabras
un aire de mi pasado y un portento de un sueño
un recuerdo de soledad y un olvido de aquellos días
un bosquejo de sinsabores y un suspiro de lo bello.

Soy solo una parte de lo que era y de lo que nunca imaginé
soy pedazos de mi ayeres y sólo una parte de mi
soy proyecto de crecimiento y andante de testimonios
siento ya no soy el mismo... el mismo desde que te conocí.

viernes, 26 de septiembre de 2008

Al teléfono



El, casi recostado sobre su silla, desconectado del mundo a su alrededor y saboreando las palabras que lo conectaban con el pasado, casi asombrado del contacto. Una mano al teléfono y la otra golpeteando el escritorio, reflejo de un cerebro agilizado por los recuerdos y sucumbido por los sonidos memorables. Sintió, visualizó y proyectó imágenes de letras pasadas, de sonidos metafóricos, de instantes desbordados de inspiración transformados en palabras, que parecieran tan lejanos y soñolientos, como trasnochados e inmaduros, vistos desde el hoy.

La risa brotó, se agolparon los sonidos, las palabras atoradas y apretadas por la ausencia, las preguntas suspicaces, las respuestas pobres y la reserva de ahondar en argumentos que ya ni sentido tenían. Era el fin de un ciclo suspendido en el tiempo, como nubes flotando a la espera de ser lluvia, como puerta entreabierta esperando el desenlace que genera su apertura o cierre definitivo, final tan implacable como sólido, proveniente de andares distraídos y olvidos pendientes.

La memoria brillaba, transportación divina, tría de años años al presente y una visión distinta y precavida. Fue un paso necesario; de entrada cosas típicas, de salida una gran duda, comienzo mezquino, final abundante, tan pendiente al parecer ese veremos como aquella vez, pero tan concluyente a su vez como la sabiduría del presente.

Par de consejos, típico despido, se cierra la puerta, él no la abrirá más, ella tampoco, él espera la sorpresa, ella vaga descubriendo caminos nuevos, se completa el circulo, se juntan los mares, se aquietan las aguas.

La puerta se cierra y el ciclo termina, pero los caminos de la duda y los caprichos del recuerdo hacen su jugada...

... él se devuelve, quita el pestillo de la puerta cerrada, cuelga el teléfono y esto aún no acaba...

miércoles, 24 de septiembre de 2008

Jardín nocturno de piedras



Con un silencio fortuito
y una ausencia fugaz
con estos frutos en flor
se no te veré más.

Con la mirada ausente
y el pulso acelerado
con palabras del presente
y estos gestos remojados.

Ay árbol de esos frutos
de color anaranjado
si tan solo fue un instante
y ya estaba sonrojado.

Y el anochecer es mío
y retumba aquella luna
del recuerdo de esa charla
aunque fuese solo una.

Sin respuestas esperadas
suena el eco del olvido
sin mensajes contundentes
ya no quiero ese sonido.

Esta noche retumbante
preñada está de estrellas
así como quisiera verte
plagada de flores y piedras.

Madre importa lo que escribo
y borracho estoy ahora
ni gota de alcohol conozco
embriagado estoy de aromas.

Si la ausencia de sonido
genera esa noche eterna
entonces al estar tan lejos
te transformas en leyenda.

Con la primavera a cuestas
y este jardín florecido
la noche solo acompaña
los silencios del olvido.

Y me quedo en mi jardín
Y no quiero esa respuesta
y quién mandó estas flores
a ser testigos de tu ausencia.



martes, 23 de septiembre de 2008

Fábula del poeta y el inversionista



Al maestro...

El inversionista miraba más de lo que jugaba, observaba, analizaba, como si escarbara el aire en busca de algo que no cuadrara con sus expectativas. Disfrutaba bastante, pero no al máximo, porque tenía un ojo en el juego y el otro en el colchón que lo sostendría si caía, como previendo un desplome y apretando las piernas. Sonreía nervioso, ya que la mitad de su cuerpo sudaba de goce y la otra de riesgo, con esa dualidad media, que da la experiencia, además de la vida meticulosa y conservadora.

El poeta reía a carcajadas, sus manos volaban por la mesa, así como las cartas, como si las puertas del mundo se cerraran para él y nada más fuera certero e importante que lo que estaba al interior de ese círculo, no había atmósfera externa que pudiera cortar ese aire de dicha que flotaba a su alrededor, lo disfrutaba al máximo. Estaba seguro de que los vaivenes del juego eran solo eso, porque era un privilegiado por estar en el momento preciso en ese lugar y los astros se habían conjugado para él, con esa entrega transversal que solo da la vida pasional y sensible.

Las cartas conjugaron la noche y un tercero, que no quiero nombrar, ganó la partida. El aire cambió de color, las cartas ya no eran tan bellas, el mundo entró de golpe derrumbando su muro sobre ambos perdedores, nada sonó, ni el aire generaba suspicacias ni la mesa representaba ya un desafío. Las cartas estaban echadas... y también jugadas. La partida estaba finalizada y con una cabeza y un corazón dolidos.

¿Fue el Poeta o el Inversionista quién disfrutó más el juego?

¿Cual de los dos durmió esa noche?

¿Cual lloró?

¿Cual vivió y cual jugó?

¿Quién es el tercero que no quise nombrar?

¿Por qué es una fábula?

"No será que la vida es una mezcla de poesía y negocios..."

domingo, 21 de septiembre de 2008

Y las cartas se movían



Y las cartas se movían entre tus manos delgadas y certeras; y no sabía eras tu las que me las veía o era yo el que te entregaba mi futuro.

Que hermosos aros colgaban de ti, como radares de mis frases entrecortadas, como almacenes de palabras temblorosas que salían de mi, como si olvidará todo lo que decidí en uno solo instante y me nacieran las dudas, esas que generas con solo estar ahí, tan cerca, tan bella como delicada y tan risueña como elegante.

Solo quiero caminar, así como lo dijiste, generando relajos y matices, grises positivos y aperturas arteriales que derriben muros siderales, que parecieran gigantes pero que contigo son como castillos de arena, tiritones, rodantes y tan débiles solo con tu presencia.

Que bien te queda el blanco, si te vieras como brillas, como luciérnaga en mi noche y como luna en mi jardín; si no necesito más luz que ese color sobre tu cuerpo, tan delgado e imponente que me siento movedizo de solo verlo caminar.

Me despedí con dos besos, uno fue tuyo y el otro un encargo del pasado, que le dijo a mi presente que lo prestara a la dueña de mi futuro, que el tiempo le mostraría el camino de regreso y que mi boca callaría al recibirlo.

Y las cartas se movían...

viernes, 19 de septiembre de 2008

En busca del pájaro azul




Y la niña salió un día de sus casa en busca de esa ave mágica, esa que traería la dicha y el apagar de los pesares tortuosos; caminó demasiado, por muchos lugares, pasó mil historias, vio a miles de voladores pero ninguno era del color de que ella quería: debía ser azul, magno, sutil, verdadero, tan estelar que representaba la culminación de sus aires de felicidad. No lo encontró, ya cansada y confundida regresó; y al mirar a un costado de su ventana vio una pequeña jaula, simple y sencilla, donde revoloteaba un pequeño pajarillo que estaba sucio y algo maltrecho, había estado ahí siempre, cubierto de los años y las nostalgias, colmado de soledad y lejos del mundo. Con solo tomarlo una pequeña luz brilló,... era azul.

"No trates de dar la vuelta al mundo buscando ese pájaro azul, porque el verdadero es tan simple y tan humano, que la vida y lo tortuoso de esta lo tiene algo cubierto de bruma; está junto a ti y solo debes descubrirlo... yo aún no lo encuentro y no quiero buscar..."

lunes, 15 de septiembre de 2008

Suspiros en la niebla



La niebla no me deja ver más allá de un par de metros, no se lo que vendrá pero no dejo de caminar, el misterio no me detiene, al contrario, el enorme magnetismo que genera esa duda, que llama a los suspiros a nacer desde mi centro, me gusta demasiado.

Esa incógnita me atrae, eso desconocido me provoca avanzar y el desconcierto me provoca vértigo; de ese que desarticula mi cabeza y eriza mi dermis, que genera tiritones y sonrisas sudorosas.

La bruma me ciega... sale un gemido, porque el desafío y la emoción me llaman; y no me detendré hasta lograr un acabado conocimiento de lo que hay detrás, de eso que no puedo ver, de esa intriga que tanto me sublima y me trastorna las arterias, generando enormes bocanadas; y me sigo desplazando, a pesar... de esos suspiros en la niebla.

domingo, 14 de septiembre de 2008

Uno



Un inicio
un final
una historia
una vida

Un suspiro
una emoción
una vez primera
un corazón

Un encuentro
un sigilo
una farsa
un testigo

Un retorno
una oportunidad
una luz
una maldad

Un beso
un mirar
un querer
una necesidad

Una eres tu
uno soy yo
uno es el encuentro
uno es Dios

sábado, 13 de septiembre de 2008

Esa chica del auto me encanta




Como un enorme despliegue de creatividad
de burbujas salpicadas de recuerdos
y sensaciones estrelladas
mis dedos corren de suspenso.

Quizás fue eso
los aires del pasado
y tan solo con un beso
sabrás lo que he callado.

Esos lentes sobre la maleta
y esa sonrisa brillante
me llevan a otro planeta
con mis arterias como antes.

Ese jeans y sus botones
y esa blusa que trastoca
aires de emociones
así como se acercaba tu boca.

Creo que se llama Memo el pobre
y que lo retan deshoras
disculpa si equivoqué el nombre
y por eso a estas alturas casi llora.

Si las sensaciones son recuerdos
y las imágenes palabras
entonces el recuerdo de tu cuerpo
mantiene viva hasta el alma.

Gracias nuevamente por las horas
por los meses y los años
si jamás supe como ahora
que me ibas a provocar tanto.

Creo que es tiempo callar
que ya el celo me salta
y eso de tan solo mirar
que esa chica del auto me encanta.

viernes, 12 de septiembre de 2008

Duerme



Tus labios entreabiertos
con un leve zumbido al respirar
tu cara sin gestos
tus pechos pretextos
de una posible maternidad
toda tú dormida allí
después de la estampida
de dos cuerpos y el amor.

Tu vientre haciendo un hueco
para guardar mis pistilos de agua luz
tus pies descubiertos
y tus brazos abiertos
tu ombligo el universo todo en ti
y yo me fumo tu aliento
después de la batalla
de dos cuerpos y el amor.

En tus uñas hay rastros de mi piel
y en mi piel hay sudor del compartido
es sudor de sal que sabe a miel
son tus manos arañando en lo prohibido

Duerme, duerme...
Que yo aun no sé si estoy soñando
se vino el cielo a este lugar
mientras tu cuerpo aun temblando.

Duerme, duerme....
Que sere el centinela de tus sueños
que no hallarás alli uno mejor
que del que acabo de ser dueño.

Tu pelo derramado
llenando de azabache mi colchón
tus uñas pintadas, tus piernas cerradas
tus pliegues en perfecto claro obscuro
y yo creo más en Dios
después de la fortuna
de dos cuerpos y el amor
y tú que aún no te enteras que te amo
porque no entiendes el lenguaje de mis manos
mañana al despertar yo te diré
lo que este tiempo por cobarde me callé.

Duerme, duerme....

miércoles, 10 de septiembre de 2008

Llegando a Venus




Voy llegando a Venus y aun no se que hacer, ¿Que importa ? si las alas son reflejos sospechosos de un pasar nauseabundo y de comienzos descartados, marcados por pellicos coquetos de realidad.

Veo luces tiritonas, barcas flotantes y armoniosos reflejos ¿Que importa ? si los ojos son cañones de metáforas, las luces girasoles y las naves conexiones de memoria, que atraviesan las frases del recuerdo.

Siento el aire, plagado de insectos reverentes y fríos fugaces ¿Que importa ? si los voladores son vivencias y los fríos sensaciones permanentes conectadas a mi vida.

Escucho tu voz, dura y caprichosa, terminal y arrepentida ¿Que importa ? si mis oídos ya curtidos, repletos de ayer y colmados de sonidos ya saben distinguir el aire meritorio que proviene desde el fondo, como un abrazo cerrado, de un alma siniestrada.

Respiro profundo, observo, camino, siento..... ya no mas... detengo una nave y a un insecto reverente... y con ese frío que congela vuelvo a casa y te digo: ¿En que te has convertido ? si parece que fue ayer que sentí que era primera vez que voy llegando a Venus.

sábado, 6 de septiembre de 2008

La cajita de los sueños gratis y del Carpe Diem



Hoy una amiga me decía al teléfono que los sueños son gratis y que basta solo con comenzar a hacerlo para que todo se vuelva a nuestro favor: nuestro ánimo, nuestras expectativas del futuro y nuestro pasado pase de ser algo amargo a una vivencia generosa, que nos dejó los ojos bien abiertos para lo que vendrá.

Que fácil es colocar en off nuestro pasado y que difícil pareciera que fuera, que pequeño es nuestro paso por acá y tanto tiempo que se pierde en ocasiones al tratar de justificar lo imposible, al tratar de acomodar nuestros errores, por no querer ver de una vez por todas que somos humanos y nos equivocamos.

Horacio, un poeta romano acuño la frase, "Carpe Diem" (Aprovecha el día), que no es otra cosa que hacer un simple ejercicio antes de dormirnos y que tanto da. Cada día y antes de que acabe me pregunto: ¿ Que hice de bueno hoy ? ¿Que hice para mi beneficio? ¿Que hice para los demás ? ¿Cuantos errores cometí ? ¿Que me falta por madurar? ¿A quien no le pregunto desde hace tiempo como está ? ¿A cuantas personas abracé hoy ? ¿A cuantas toqué ?.

Cada vez que siento que estoy en la parte alta de la ola, que todo se me cruza como siempre quise que pasara o simplemente que me siento dichoso, guardo momentos en una pequeña cajita que tengo, los voy recolectando uno a uno y sin prisa; y cuando veo que las cosas me golpean y que la existencia pareciera casi insostenible, abro la cajita y saco uno a uno esos momentos, el olor de la tierra mojada, el sonido del mar en un día de lluvia, tu hermosa sonrisa que nunca falla, incluso en esos momentos, el juguetón meneo de las colas de mis perros, esa vez que me preguntaste como estaba y que tan bien me hizo, lo hermosa que se ve la montaña después de un día de lluvia, los atardeceres del forestal, esas manzanas rojas gigantes que vi un día...

El verso cae al alma como al pasto el rocío decía Neruda; si tratamos de soñar más y de pensar menos, si tratamos de sentir más y preguntarnos el por que, estoy seguro que los senderos hacia esa luz que casi no vemos se abrirán para nosotros, porque esos sueños y la cajita me tienen botando versos desde mi alma hacia este teclado.

Hazte de una cajita, que soñar es gratis... y Carpe Diem.

martes, 2 de septiembre de 2008

Volcao sobre las cuerdas





Cerca e Enero las junté
escuché mucho elegí
de a una pasaban por mi
solo se quedaron diez

Guardaitas y para el cielo
sentidas por mi en mi pecho
gritando desde ese lecho
como pidiendo consuelo

Si Camarón y su calma
tiene que estar presente
ay como dentro se siente
cuando se conecta a mi alma

Nunca pensé en entregar
a esa muchacha lejana
si fue solo por la mañana
que vi que la iba a amar

Toma estas canciones mi negra
que no tienen otro sentio
que el pesar de un amor dolio
volcao sobre las cuerdas

sábado, 30 de agosto de 2008

Tiempo Pequeño


Quién se va… quién se queda…
Quién le duele más la soledad,
Quién le duele más la soledad
si todos los rincones de mi vida…
tiene algo tuyo

Cúal es tu camino,
cúal es el mío
dónde se encontraron…
dónde se han ido

“Anda, deja que te acompañe
que no es momento de andar sola”

Con lo pequeño que es el tiempo
quién recogerá el perdido
si tu me cuidas yo me curo
mi cura… es tu compañía
Deja que te cuide las alas… tus alas

“Anda, deja que te acompañe
que no es momento de andar sola”

Mis cinco sentidos son para ti
mi tiempo para ti
mi mano para sujetarte a ti
y mi alegría para que la vivas toda tu

“Anda, deja que te acompañe
que no es momento de andar sola”

“Anda, deja que te acompañe
que no es momento de andar sola”

Déjame que te acompañe…

domingo, 24 de agosto de 2008

Ya no me acuerdo de mi




Ya no me acuerdo de mí, ya no me acuerdo de nada
Ya no se bien lo que fui, si hare krishna o si lama
Mi dirección es aquí, mi apartamento tu cama
Ya no me mires así que tengo el alma gitana
Y en este alzheimer feliz tus ojos son mis ventanas

Amor como el que me das desmemoriza a cualquiera
Me acuerdo cuando te vas y se me olvida si llegas
Solo me importa si estás, no sé si hay sol o si nieva
Mi nombre es el que querrás, mi patria es la que prefieras
Si en este alzheimer feliz, tu brasiere es mi bandera

Ya no me acuerdo de nada
Si sufrí si llore, si te salve o me salvaste
Si es un mal o es un milagro
Ya no me acuerdo de nada
Ya no me acuerdo de nada
Si perdí o si gane, si fue real o si soñé
Si estuve al borde del delirio
Ya no me acuerdo de nada, de nada
Ya no me acuerdo de nada

Me cuentan que un día viví entre las sombras y el miedo
Fui amante de un maniquí de corazón usurero
Me cuentan que el que yo fui perdía llegando primero
Hoy solo se que es por ti que recordarme no puedo
Y en este alzheimer feliz te quiero porque te quiero

Ya no me acuerdo de nada
Si sufrí si llore, si te salve o me salvaste
Si es un mal o es un milagro
Ya no me acuerdo de nada
Si perdí o si gane, si fue real o si soñé
Si estuve al borde del delirio
Ya no me acuerdo de nada

Ya no me acuerdo de nada
Ya no me acuerdo de mí
No te cambio por nada

Debe ser la locura de este amor imprudente
Que me ata sin cura a tu falda inocente
Que me mantiene a oscuras el delirio inminente
De cambiar tu figura por otra diferente
Me amarre a tu cintura y aunque hable la gente

miércoles, 20 de agosto de 2008

Hasta el fin del tiempo...




Me queda muy claro en que lado de la calle estás, en el de los que luchan por conseguir lo que quieren, que corazón valiente, que gladiador, esos son de juguete al lado tuyo, que te mantuviste firme aún cuando entre tu y tu meta había un enorme muro, que nunca dejaste de rascar, hasta derribarlo, hasta conseguir llegar al centro, pero sin presiones ni obsesiones, con un pulso tan sutil como elegante, tan tierno como erguido, tan sumiso como orgulloso, sin dejar de quererte ni un solo segundo, sin colocarte en ninguna posición más que la de conectarte con el cielo, con tu cielo, que nunca ví hasta ahora, gracias a tu inmenso poder de convocatoria limpia y concreta, pero no menos misteriosa y coqueta.

Tu lograste ver mi luz antes que yo, cuando todo el mundo se giraba de espaldas, tu te colocabas de frente, sin dudar y con esa hermosa sonrisa decías "ven", tu sacas lo mejor de mí y descubriste cosas que ni sabía tenía, porque tu siempre supiste quien era, incluso antes que me enterara yo mismo, antes del cielo, en la tierra, antes de la muerte y antes del renacimiento.

Bendita es la lucha y la fuerza que tienes, la certeza que no quería ver, la insistencia ciega y sorda, bendito el muro que puse y que me permitió ver en plenitud tu insistencia, con ese garbo y actitud que solo tu posees. Benditos tu ojos por mirarme así y conectarme con el centro, ese que solo yo veo, ese que se crió hace tanto tiempo y solo para mi... hasta el fin del tiempo...te quiero mil...

sábado, 16 de agosto de 2008

Los ojitos de tu cara




Y tanto como la quería
y tanto como la viví
ya tanto dolor sentí
que como a ella ya no querría.

Me miras y te torturas
me sientes dentro e tu cuerpo
pa que te digo que miento
si ya no doy ni amarguras.

Maldigo el tiempo que vivo
que no me deja sentir
esa dicha de vivir
mis días en tu camino.

Como granos de arroz
se escabullen por mi cuerpo
que pareciera estar muerto
aunque se escapa el dolor.

Deja de mirarme así
que me llena de tormento
saber que es solo un momento
y que no se voy a vivir.

Y sigo mirando al cielo
y a los ojitos de tu cara
y con mis manos a la guitarra
ya siento que algo te quiero.